publicidad

La fabricación aditiva médica en 2026 alcanzará un valor de 3,600 millones de dólares

El centro de investigación Allied Market Research ha dado a conocer el último informe acerca de la evolución de la fabricación aditiva médica. Pronostica el crecimiento anual de 18,2% entre el 2019 y el 2026, al ubicar las tecnologías 3D en el mercado. Se espera que estén generando más de 3,6 mil millones de dólares para el 2026. Esto en comparación con 973 millones del pasado año. El estudio toma las principales aplicaciones en cuanto a la impresión médica en 3D, también los  actores  principales del mercado y, además, las tecnologías utilizadas.

Al hablar de impresión médica en impresión 3D, el alcance es amplio. Se nos viene a la mente el sector dental, pero, igualmente todos los dispositivos médicos impresos en 3D, tales como las prótesis y las órtesis. Eso, sin contar los implantes que cada vez son más numerosos. . La tecnología también tiene popularidad en hospitales. Ya varios centros han comenzado a adquirir Impresora 3D con el fin de crear modelos y herramientas anatómicas. Recientemente, nos referimos a la importancia de la bioimpresión en la medicina a la medida. Explicamos sus inicios y las distintas técnicas que hasta ahora existen. Por tanto, no nos sorprende ver que la fabricación aditiva médica está en crecimiento, cubriendo ya un amplio espectro en cuanto a las aplicaciones que tienden a una personalización de forma masiva.

De acuerdo al informe de Allied Market Research, los factores que tienden a impulsar el mercado de impresión médica en 3D se refieren a la reducción en número de errores, también la reducción de costes y los tiempos de desarrollo, y la posibilidad de fabricar las piezas a medida. Factores que los podemos ver al imprimir modelos anatómicos.  Como ejemplo de ello, en pro de la morfología del paciente, han permitido a los cirujanos practicar antes de una operación que sea delicada. Esto ayuda en la mejor comprensión de la enfermedad en cuestión.  Pero, también ayuda a tranquilizar a los pacientes, mostrando específicamente lo que van a hacer. Los tiempos de la fabricación para estos modelos son relativamente cortos ya que no necesitan moldes o herramientas específicas. No obstante, el estudio indica que la carencia de mano de obra calificada está entorpeciendo este crecimiento. Entonces, ¿por qué no se integra en las universidades el aprendizaje de las tecnologías 3D?

En los términos de métodos de la impresión, el informe enfatiza que la fotopolimerización, el Material Jetting  y la fusión de lecho de polvo , láser o haz de electrones,  son los más usados. Se debe tener presente que también se centra especialmente en la bioimpresión y el auge que ha comenzado a tener en el mercado de órganos y tejidos. Aunque aún estamos en la etapa de la investigación, el progreso es notable. Por último, el estudio señala a que el mercado se fragmenta en tres tipos de usuarios, los centros médicos, las compañías farmacéuticas y biotecnológicas y las universidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *