publicidad

Neo Fruit, frutas impresas en 4D y enriquecidas con nutrientes

Ahora, con un tanto de dulzura presentamos el proyecto de Meydan Levy. La idea inicial fue crear cinco frutas impresas en 4D, siendo comestibles. Serían diseñadas partiendo de una piel de celulosa, impresa en 3D y plena de minerales y de vitaminas. ¿Pero, por qué hablamos de cuatro dimensiones? Es debido a que las frutas cambian de forma al salir de la impresora. La cuarta dimensión es activada bajo la influencia de un estímulo. Anteriormente, el fruto es seco, ligero y plano, lo que prolongaría su vida útil y también facilitaría su transporte.

Si estás iniciándote en el mundo de la impresión 3D y buscas una impresora económica, Ender 3  es la solución ideal.

La impresión 4D ha comenzado a ganar terreno, al combinar las ventajas que posee la fabricación aditiva y también una dimensión de tiempo que es sumamente importante en los procesos de consumo en la actualidad. La tecnología posibilita la creación de piezas que cambiarán su propia forma bajo el efecto del calor, de la humedad, de una descarga, etc. Es interesante, muy particularmente, para los sectores en los que la personalización es clave. Tal es el campo de la medicina. Lógicamente, también puede usarse para los proyectos artísticos. Tal es el caso del Neo Fruit.

La fruta impresa en 4D contiene un líquido enriquecido con nutrientes

El proceso de creación de las frutas impresas en 4D

Levy, al crear la estructura de su fruto, se decidió por la celulosa, que es un material orgánico. Explica imprimió en 3D primero una estructura plana, una categoría de piel hecha finalmente de celulosa. Esa estructura sería enriquecida con fitoquímicos. Integraría también microtubos para poder inyectar un líquido enriquecido con vitaminas y minerales tras la impresión. Es entonces, cuando la fruta se hincha y alcanza todo su tamaño, sabor y color. Agregar este líquido luego de la impresión representa una serie de ventajas, como por ejemplo, una mayor optimización del espacio de la impresión, la capacidad para crear un objeto al mismo tiempo realista y dinámico, y embalaje y  un transporte muy práctico.

En relación al sabor, Meydan Levy no era de la idea de reproducir el sabor real de la fruta y trabajó por mucho tiempo buscando obtener un sabor muy agradable. Además añade: “He desarrollado un dispositivo que me permite extraer los aceites, sabores y olores de casi todas las sustancias existentes, por lo que puedo experimentar combinaciones diversas e interesantes. Desarrollé las texturas con la ayuda de chefs expertos en cocina molecular e investigué las materias primas comestibles disponibles para producir el color y la textura apropiados para cada fruta».

Esta fruta recuerda a la maracuyá

Si detallamos las frutas que son impresas en 4D, una de ellas se ve como una serie de vainas pequeñas unidas entre sí como las moléculas. Levy señala que debe abrirse y raspar su contenido como si fuera la hoja de alguna alcachofa. Otra de las frutas nos recuerda el interior de una maracuyá, dividida en tres. Todas mantenidas por algo así como un esqueleto externo e interno. Finalmente, otro nos recuerda a pequeñas fresas, unidas por algo parecido a un vaso sanguíneo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *