publicidad

La tecnología al servicio del tratamiento de enfermedades

**Genlives quiere revolucionar la medicina a través del estudio del genoma, permitiendo diagnosticar, tratar y prevenir enfermedades

Genlives está presente en el mercado desde hace un año para ofrecer estudios genómicos como insumo de la medicina. La información que surge de la secuenciación del ADN se utiliza para diagnosticar enfermedades. El objetivo de los emprendedores al frente de la empresa es generar un plan según cada paciente. Los estudios se pueden utilizar también para la prevención o tratamiento de varias enfermedades.

Los datos obtenidos del ADN son interpretados por un médico genetista. El análisis puede brindar información útil en varias áreas. Por ejemplo, se puede conocer si existen riesgos de enfermedades genéticas que aún no fueron diagnosticadas o la predisposición genética a una enfermedad. Además, se puede conocer si una pareja es portadora de una enfermedad recesiva, como es el caso de la fibrosis quística –se produce cuando ambos padres son portadores–, y así poder contribuir en la toma de decisiones.
Un dato más que se puede obtener es la respuesta a tratamientos o a determinados fármacos.
La idea de ofrecer este tipo de servicios surgió cuando la bioinformática, Lucía Spangenberg (33), participaba de un proyecto de investigación en el Instituto Pasteur –en el que trabaja– sobre la secuenciación del ADN de los uruguayos. La emprendedora creyó interesante utilizar este método para obtener información en el área médica-clínica.
Casi simultáneamente, el Instituto creó la incubadora Bioespinn y Spangenberg se postuló con este proyecto. Actualmente Genlives está transitando el segundo año de incubación.
El proyecto necesitaba de mucho trabajo y Spangenberg se dio cuenta que tenía que compartir su idea y sumar personas con experiencia en otras áreas, por lo que al primero que acudió fue a su padre, el ingeniero Eduardo Spangenberg (67). La emprendedora asegura que la participación de su padre no solo es de gran utilidad por su profesión sino también porque a lo largo de su vida ha puesto en marcha varias empresas que luego vendió.
También se sumó el médico genetista Victor Raggio (45), quien cumple un rol fundamental en el vínculo con los pacientes y en el análisis de los datos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *