publicidad

Plástico de Policarbonato en la Impresión 3D

El policarbonato, conocido como PC, es material conocido desde el mercado de la impresión 3D debido a su resistencia al impacto y a su transparencia. Es un termoplástico resistente y ligero. Es ideal para gran cantidad de las aplicaciones profesionales. A diferencia del PETG o del PLA que requieren de temperaturas de mucha extrusión y de la bandeja muy altas, el policarbonato desde la impresión 3D concede la producción de piezas complejas muy resistentes al calor en las máquinas de deposición fundida.

Seguramente has oído mencionar el plástico del policarbonato. Se mencionó mucho, por los debates generados por la fabricación de biberones hechos de plástico. Este plástico es capaz de la liberación de partículas de bisfenol A que es peligroso para la salud. Tan es así que en Francia estos artículos fueron retirados del mercado. Observando de forma más general el propio proceso al fabricar el PC, es obtenido principalmente por policondensación: de fosgeno y de bisfenol A. Generalmente, se utiliza en la producción de cascos de moto y también en los cristales a prueba de balas, por su gran resistencia al impacto. También es muy usado en la fabricación de las gafas ópticas, debido a su transparencia.

Pieza impresa en 3D con policarbonato

Características del Policarbonato en Impresión 3D

Como se puede ver, en el nivel de la fabricación aditiva, el PC es sumamente popular por sus características más básicas. Además, su densidad es mucho menor que el mismo vidrio.  Esto lo hace muy interesante para el diseño de las piezas ópticas, para idear pantallas protectoras y hasta para la fabricación de objetos decorativos. El filamento de policarbonato es capaz de soportar temperaturas que van desde -150°C hasta 140°C. Esto aumenta las posibilidades de aplicaciones.

No obstante, hay que tener cuidado, ya que el policarbonato tiene algunas limitantes. Es termoplástico higroscópico, o sea, que absorbe la humedad contenida en el aire. Por ello, si no es almacenada en ambiente seco, va a tender a hincharse, causando luego, problemas de extrusión. Además, es sensible a los rayos UV y también a la hidrólisis. Por ello, no se puede utilizar en aplicaciones para el exterior. Por último, el filamento del policarbonato tiene dificultades en términos de la adhesión a la bandeja: Debido a que su temperatura de impresión es bastante alta, tiende a despegarse de la bandeja, fenómeno de deformación. Esta es una dificultad que también notamos en el plástico ABS, entre muchos otros.

Conducto impreso en 3D con PC

Debido a esto, es imprescindible poseer una placa de calefacción. La gran mayoría de fabricantes hacen la recomendación de una temperatura que va entre 80°C y 120°C. Sobre la temperatura de extrusión, debe ser también alta, entre los 260°C y los 310°C. Finalmente, la recomendación es que se disponga de una habitación cerrada, para poder darle utilización a este recurso.

Competencia en el mercado

La mayor parte de los fabricantes de los filamentos 3D brindan policarbonato en su variada gama, como es el caso de 3DXTech, de Nanovia, de Kimya, de Polymaker, etc. También los fabricantes de algunas máquinas como Stratasys o como Raise3D ofrecen el PC-ABS, en los que se ve combinada la gran resistencia de policarbonato con la evidente flexibilidad del ABS. El precio del carrete va a variar según la marca que sea y la cantidad que se elija. Pero, generalmente, cuesta entre 30 € y 60 € sólo por 750 gramos.

Muchos fabricantes han integrado filamentos de policarbonato en su gama

El PC puede ser reforzado con fibras, sea de carbono o sea de vidrio.  Puede ser así para aumentar su resistencia y, darle, al mismo tiempo, más ligereza. No es práctica común como con PLA o con ABS. Pero, igual es muy posible desde el punto de vista químico. La adición de estás fibras, aumentará, como es lógico, el precio del carrete.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *